Buñuelos básicos

Buñuelos básicos

Los buñuelos son recetas que a muchas abuelas les gusta hacer, y eso me despierta el recuerdo y sabores que me llevan a mi juventud, cuando mi abuela de quien herede mi inspiración en la cocina, nos tenían un rico y calentito buñuelo para la merienda. Sin embargo con el tiempo esta receta ha tenido sus cambios y hoy día cuenta con una variedad de sabores y combinaciones, que se pierden de vista, uno más delicioso que otro, por eso conocer la receta de un buen  Buñuelo  básico nos llevara a un mundo gustos y sabores, inspirados en tu imaginación.

Ingredientes

  • 150 gr de harina sin gluten de repostería.
  • 5 gr de levadura química sin gluten.
  • 250 ml de leche o agua.
  • 35 gr de mantequilla.
  • 4 gr de sal.
  • 4 huevos.
  • La cascara de un limón.
  • Azúcar y canela.
  • Aceite de girasol ya que el de oliva le daría un sabor muy intenso.

Modo de preparación

  1. Pesamos los ingredientes. Tamizamos la harina con la levadura y la reservamos en un plato.Preparamos un plato con el azúcar y la canela, la removemos y la reservamos también.
  2. Tomamos la cazuela, añadimos la leche, la mantequilla y la cascara de limón, llevamos al fuego medio alto hasta que se disuelva la mantequilla y tome el sabor del limón, retiramos la cascara y la desechamos. Bajamos el fuego, añadimos la harina de golpe. Con ayuda de una cuchara de madera comenzamos a trabajar  la harina hasta que se haya cocinado y se despegue por completo del cazo. La retiramos del fuego y la dejamos reposar en un bol hasta que se enfríe por completo.
  3. Una vez fría comenzamos a añadir los huevos de uno en uno, removiendo con intensidad para que se incorpore a la masa, tenemos que integrar bien el cada huevo antes añadir el siguiente. Es muy importante que la masa este fría por que si no lo está corremos el riesgo de que el huevo se nos cuaje. Una vez incorporados todos nos tiene que quedar una masa limpia y sin grumos hasta que quede bien homogénea.
  4. Ponemos la sartén al fuego con el aceite y cuando este bien caliente le bajamos el fuego a media luz para comenzar a freír nuestro buñuelos. Con una cuchara tomamos una nuez de la mezcla y con ayuda de la otra la deslizamos hasta que caiga en la sartén. Los dejamos freír hasta que estén con un color dorado claro por cada lado e inmediatamente los sacamos de la satén ya que si se abren en la fritura se quedarán vacíos por dentro.
  5. Los ponemos en un plato con papel absorbente durante cero coma, es decir, lo justo para que pierdan un poco del aceite; entonces los pasamos al plato del azúcar con la canela y los impregnamos bien con esta mezcla. Es importante que estén calentitos para que se les pegue bien dicha mezcla.
  6. Presentarlos en un plato como merienda y decorar con un frambuesa i espolvorear azúcar glasé

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*